La investigación de los FAE

Los fenómenos atmosféricos extraños

Por: Rubén Tesolin 


Fenómenos que ocurren en la atmósfera: viento, nubes, precipitaciones (lluvia, nieve, granizo...) y fenómenos eléctricos (auroras polares, tormentas eléctricas...). Los vientos, sin embargo, son los desencadenantes de la mayoría de los fenómenos atmosféricos. Se deben fundamentalmente a variaciones de la temperatura y densidad del aire de unos lugares a otros. Todo lo anterior corresponde a los denominados fenómenos atmosféricos convencionales.

Todos los fenómenos atmosféricos que no encuadren en tal definición...
1°) Los fenómenos aún desconocidos por la ciencia, y aunque parezca increible, la ciencia sigue descubriendo cosas extrañas, como hace pocos años, los eventos luminosos transitorios.
2°) Los fenómenos que responden a un carácter artificial, de alta extrañeza y aleatoriedad.

Estos últimos son los Fenómenos Atmosféricos Extraños, cuyas siglas FAE, deberían utilizarse previamente, en vez de la ambigüa y mal empleada e interpretada expresión de OVNI.


Clasificación general de los fenómenos atmosféricos:

En una clasificación más general, los fenómenos atmosféricos bajo la denominación de meteoros tienen las siguientes subcategorías, en función de el medio en que se producen y de el medio del cual están compuestos.
Estos son:
* Electrometeoros
* Eolometeoros
* Fotometeoros
* Hidrometeoros
* Litometeoros

Cuáles son los fenómenos atmosféricos:





Tormentas
Son fuertes perturbaciones atmosféricas acompañadas de vientos, truenos, relámpagos y precipitaciones abundantes. Producen nubes de desarrollo vertical, los denominados cumulonimbos. Se forma por la presencia de aire muy caliente y suficientemente húmedo en niveles bajos o por aire frío a grandes alturas (en ocasiones ambas circunstancias a la vez).

Tornados
El tornado se corresponde con una depresión o borrasca de pequeña extensión, pero de gran intensidad, que da lugar a un remolino visible llamado Chimenea que se descuelga desde una nube madre de tempestad.

Huracanes
Con el nombre de Ciclón, Huracán o tifón se denomina, según las zonas, a un centro de bajas presiones muy acusado, con fuertes vientos y lluvias. Suele producirse entre los 8º y 15º de latitud Norte y Sur y se desplaza en dirección Oeste.

Lluvia
Las nubes se van reuniendo unas con otras formando gotas cada vez mayores que se sostienen en el aire gracias al viento. Cuando se hacen muy pesadas estas nubes, el agua cae por gravedad y da lugar a lluvias y estas se definen como la caída o precipitación de gotas de agua que provienen de la condensación del vapor de agua de a atmósfera.

Granizo
El granizo se origina cuando el viento es fuerte y las temperaturas muy bajas, los fuertes vientos llevan entonces grandes gotas de agua que al congelarse dan granizo o pedrisco que puede alcanzar hasta varios centímetros de diámetro. Se define como una precipitación sólida formada por granos de hielo de forma esférica, cónica o lenticular que caen por su propio peso

Nieve
La nieve se produce cuando la temperatura del aire es inferior a 0º C. Por lo que son los copos de nieve, están constituidos por cristales de hielo, de tamaño microscópico, que caen con poca velocidad

Nubes
El aire caliente que asciende hasta las capas más altas de la atmósfera, se enfría progresivamente según asciende, esto provoca la condensación del vapor de agua en gotitas microscópicas que forman las nubes.
Las nubes constituyen uno de los fenómenos atmosféricos más comunes y habitualmente el más visible. La aparición de este fenómeno está sometido a una serie de factores termodinámicos, fundamentalmente relacionados con la humedad, la presión y la temperatura, sin embargo eso no elimina el hecho de que sea un fenómeno con un cierto grado de subjetividad a la hora de determinar su importancia ya que la observación física y directa de las mismas, ya sea desde tierra o a través de Satélites, es el principal elemento de juicio a la hora de establecer un criterio sobre los distintos tipos de nubes y su aparición.
Tipos de nubes
Cirros: Son nubes que se presentan a gran altura; son tenues, delicadas, de estructura fibrosa; a menudo con aspecto de plumas y siempre de color blanco.
Cúmulos: Son nubes que siempre se presentan como masas nubosas individuales, con base plana, y frecuentemente se desarrollan en forma de bóvedas verticales, cuya estructura recuerda la de la coliflor, son las clásicas nubes, de color blanco brillante en las zonas expuestas al Sol y gris oscuro en las de sombra.
Estratos: Son nubes que se extiende en forma de capa, cubriendo todo, o gran parte, del cielo. El tipo estrato generalmente consiste en una capa nubosa continua que puede presentar alguna grieta, pero en la que no cabe diferenciar la presencia de unidades individuales nubosas es decir son bancos uniformes de nubes que traen lluvia y llovizna, muy extendidas y de estructura uniforme. Nimbos: (nubes bajas, nubes lluviosas de color gris oscuro).

Arco Iris
Es uno de los fenómenos más conocidos y hermosos que se producen en el cielo. Ocurren cuando, durante un día lluvioso, las gotas de lluvia actúan como espejos que dispersan la luz en todas direcciones, descomponiéndola y formando el arcoiris. Éste se forma con los rayos del Sol que impactan en las gotas y se dispersan en un ángulo de ~138º, formando el arco; el rayo de luz entra en la gota, retractándose, luego moviéndose hacia su extremo opuesto y reflejándose en su cara interna, para finalmente refractarse al salir de la gota como luz descompuesta; los arcoiris suelen tener una duración de hasta 3 horas, y siempre se ven en la dirección opuesta al Sol.

Aurora
Son fenómenos producidos en latitudes cercanas a los polos magnéticos de la Tierra, pues se producen mediante la interacción de éste con las partículas que transporta el viento solar. Cuando las partículas llegan a la Tierra, impactan contra las moléculas de la atmósfera superior y por tanto las excitan (ionizan), hecho que produce el conocido resplandor de las auroras. Éstas se conocen como auroras boreales o australes, según en el hemisferio donde se las ve. Normalmente las auroras sólo pueden verse a latitudes por encima de 65º (ej. Alaska, Canadá), pero durante periodos de alta actividad solar (como las tormentas solares), éstas incluso pueden verse desde latitudes más bajas, alrededor de los 40º. Estos fenómenos pueden durar alrededor de 1 hora, o bien toda la noche si es durante un periodo de alta actividad.

Luz Zodiacal
Son tenues pero significativas áreas de luz, aunque no tan luminosas como la Vía Láctea, extendidas sobre el horizonte con una forma triangular y mucho después de la puesta de Sol. Dado que el resplandor es débil, pueden verse estrellas a través del mismo. La luz zodiacal corresponde a partículas de polvo que están esparcidas en forma de disco alrededor del Sol. A pesar que en realidad estas partículas cubren todo el cielo, su presencia sólo es evidente en el plano del horizonte. Debido a que se ve en la eclíptica, banda donde pasan las constelaciones zodiacales, es que el resplandor recibe su nombre.

Nube noctilucente
Este fenómeno se caracteriza por aparecer alrededor de 1 hora luego de la puesta de Sol. Son nubes azul plateado con una notoria forma de espiga o cuadriculada, que se forman a unos 80 km de altura, donde las temperaturas son menores de -100 ºC. La explicación para la formación de este extraño tipo de "nubes que brillan" en la oscuridad, radica en que las cantidades bajas de vapor de agua a esa altura se condensan en polvo meteórico. Suelen verse en latitudes altas (entre 45º a 60º) y el significativo aumento de sus avistamientos posiblemente se deba a la influencia asociada de la contaminación ambiental.

Parhelio
Es un fenómeno de reflexión y refracción de la luz del Sol, que ocurre cuando éste se encuentra bajo en el cielo y existen nubes cirros altas. Al refractarse la luz en cristales de hielo hexagonales, se forman dos manchas brillantes o resplandores a ambos lados del Sol, a unos 22º (esto se debe al ángulo de refracción de los rayos luminosos); la refracción se divide en los colores del arcoiris, por lo cual en ocasiones es posible verlos en las manchas brillantes, así como cabe destacar que el parhelio sólo constituye los puntos más brillantes de un halo que rodea al Sol, pero el cual rara vez logra verse completo. Los halos se forman bajo el mismo principio meteorológico que los parhelios.

Rayos crepusculares
Este fenómeno ocurre con cielos despejados, una vez transcurrido de 15 a 20 minutos luego de la puesta (o antes de la salida) de Sol. Estos rayos son producidos por una nube bajo el horizonte que está bloqueando parcialmente al Sol; de este modo, los rayos que logran atravesar la nube iluminan partículas de polvo en el aire, dando la apariencia de rayos proyectados hacia el cielo. El fenómeno tiene una duración limitado a medida que el Sol termina de esconderse o estar a punto de levantarse, según sea una puesta o salida.



Fenómenos atmosféricos extraños


Allí donde muchos han querido ver fantasmas, OVNI y todo tipo de manifestaciones sobrenaturales, solo ha ocurrido un fenómeno atmosférico, si bien poco frecuente, perfectamente explicable por medio de la ciencia.


El Fenómeno Atmosférico Extraño más confundido con OVNI
Rayos esféricos

Los rayos esféricos o en bola (ball lightning, boules de fue o foudre spherique), son estructuras móviles luminosas en forma, generalmente, de esfera que se han observado durante algunas tormentas. Estrictamente hablando no son rayos, más bien son globos esféricos luminosos que aparecen asociados a tormentas eléctricas. 

 



Su tamaño varía, según los observadores, desde el tamaño de una uva y naranja hasta el tamaño de un metro de diámetro. Ha habido informes de bolas de mucho mayor tamaño pero estas informaciones no son muy fiables. Su duración es de algunos segundos, de movimiento lento y paralelo a la superficie de la tierra.
Lo más llamativo es el color. Lo normal es que posean tonalidades naranja y rojiza aunque ha habido avistamiento de bolas azules. A veces, va acompañado de un sonido o zumbido muy débil y un olor particular a ozono. 

Sus apariciones arrancan desde muy antiguo por lo que no es un fenómeno ilusorio o falso.






Eventos Luminosos Transitorios
Los duendes y elfos no solo existen en los cuentos de hadas. Con este nombre fueron bautizados los “Eventos Luminosos Transitorios”, unos raros resplandores que sólo tienen lugar en la atmósfera superior del espacio celeste. Por ello fueron vistos inicialmente por pilotos de aviones estratosféricos.
Más tarde, la ciencia los estudió y llegó a la conclusión de que se trata de descargas eléctricas que, a una altitud de 80 kilómetros y durante unas pocas milésimas de segundo, emiten una luz roja. También existen otros parecidos llamados “chorros azules”: en este caso, se trata de conos de luz azul que se manifiestan a una altura algo más baja. Los científicos aún no han podido precisar con exactitud la causa de estos elfos luminosos.





Lluvia Roja
Otra manifestación atmosférica que da que hablar es la lluvia roja. Hoy se conservan testimonios escritos y dibujos que atestiguan que ya los romanos la habían visto alguna vez, con gran asombre y malos presagios.
Claro está: lo primero que uno pensaría es que está lloviendo sangre. Sin embargo, el tono que tienen las gotas está dado por los pigmentos de polvo o arena que es levantado por fuertes vientos y que se mezcla con las nubes. Este fenómeno natural es bastante corriente, por ejemplo, en la zona que rodea el desierto de Sahara.





Centellas
Uno de los hechos extraños más espectaculares son las centellas. Se trata de bolas de luz que flotan en el aire durante las tormentas. Lo inquietante es que, como se desplazan, muchas veces ha sucedido que se han metido dentro de alguna vivienda a través de la ventana.
Son de tamaño variable: mientras que unas son pequeñas como una pelota de ping pong, otras llegan a alcanzar el de una de fútbol. No emiten calor sino solamente un sonido apenas perceptible y, en ocasiones, pueden llegar a estallar provocando incendios.





Los tres soles
También el sol nos reserva un gran espectáculo. Si este astro se halla muy cerca del horizonte y de algunas nubes altas, es posible que lleguemos a ver otras dos imágenes del sol brillando a sus costados, como si hubiera tres soles al mismo tiempo. En realidad, no son más que puntos de luz provocados por el reflejo del sol sobre los miles de  cristales de hielo que se alojan dentro de las nubes.





Nubes lenticulares
Básicamente, una nube, son gotas de agua sobre polvo atmosférico.
Una nube, científicamente hablando, es un hidrómero formado por gotas de agua microscópicas o cristales de nieve suspendidos en la atmósfera.
Dependiendo de lo gruesas que sean son más blancas u oscuras, porque dejan pasar mayor o menor cantidad de luz, dependiendo de su densidad.
Se podría hablar sobre muchos tipos de nubes y fenómenos atmosféricos, pero este tipo de nubes en particular es especial y muy poco conocido, por lo que suelen confundirse con OVNI.
Una nube lenticular tiene forma de platillo o de lente convergente, de ahí su nombre tan característico.
Son consideradas como presagio de tormenta, y además, como se mencionó antes, se han confundido alguna vez con ovnis. Para los pilotos de aviones pueden resultar un "problema" porque son muy turbulentas.
Pero para los pilotos de planeadores, ala delta, etc., son algo bueno, pues gracias a estas nubes consiguen más altura, debido a los movimientos verticales de aire que hay en ellas, y hacen que su vuelo sea aún más largo.





Nubes mastodónticas
Se asocian con tormentas eléctricas e incluso con tornados. Las nubes mastodónticas son muy respetadas por los pilotos de avión.
Para explicarlo de forma sencilla, son nubes que se aprietan unas contra otras y se arrugan, formando unas especies de racimos de uvas, y se van sumando unos a otros.
La precipitación de agua de estas nubes se ve impedida por los aires calientes y secos que ascienden hacia ellas desde el suelo.





Onda de gravedad
Son unas ondas que se producen en zonas estables de la atmósfera, en la tropopausa, que es el espacio que hay entre la troposfera y la estratosfera.
Se producen como respuesta a movimientos verticales intensos, por el desarrollo de tormentas o o el ascenso forzado de parcelas de aire.
Esto produce un efecto muy interesante, igual que las ondas que hace el agua cuando dejamos caer una piedra en un charco.





Rayo verde
Es un fenómeno muy curioso y bastante difícil de observar, ya que se requieren ciertas condiciones atmosféricas. Ocurre cuando el Sol sale o se pone por una superficie plana y sin obstáculos, como el mar, el cual además debe estar libre de Neblina; en este momento, y debido a que los últimos rayos del Sol están siendo refractados por la baja atmósfera terrestre desde nuestra posición, produciendo el efecto que sus últimos rayos sean de tonalidad amarilla y verdosa. El rayo verde se ve entonces por escasos segundos, justo antes que el Sol esté a punto de su salida o puesta, y por tanto se convierte en un interesante objetivo para intentar fotografiar.





Auroras boreales
Una aurora boreal comienza con un brillo fluorescente en el horizonte. Luego disminuye y surge un arco iluminado que a veces se cierra en forma de círculo muy brillante. La explicación de cómo se forma una aurora boreal esta relacionada con la actividad solar y con la composición y características de nuestra atmósfera terrestre.
Las auroras boreales se forman en una zona circular sobre los polos de la tierra. Los electrones que conforman las radiaciones solares producen una emisión espectral cuando alcanzan a las moléculas de gas que se encuentran en la magnetósfera, parte de la atmósfera terrestre que protege a la Tierra del viento solar, y provocan una excitación a nivel atómico que da como resultado una luminiscencia.
El bombardeo de partículas subatómicas procedentes del Sol provoca luces que van del violeta al rojo, el espectáculo dura unos 20 minutos cuando la actividad termina y los colores se desintegran en una luz difusa que se extiende por todo el cielo.
Los estudios realizados para explicar este fenómeno nos dicen que una aurora boreal se produce cuando el viento solar se ve alterado por partículas subatómicas que provienen de las manchas solares. Es por eso que, a pesar de que se sabe que las tormentas solares tienen una periodicidad de 11 años aproximadamente, no es posible pronosticar una aurora boreal con exactitud.
La actividad solar libera enormes cantidades de partículas al espacio, rayos X, rayos ultravioletas y radiación, así como corrientes de electrones y protones de alta energía. La radiación y los rayos ultravioletas llegan a la tierra constantemente y son absorbidos por las capas superiores de la atmósfera, pero cuando el viento solar viene cargado con partículas originadas por las manchas solares, se produce una aurora boreal.





Meteoros y Lluvia de estrellas
Los meteoros son fenómenos luminosos producidos en la alta atmósfera por la ionización del aire causada por los meteoroides interceptados por la Tierra en sus mutuas órbitas alrededor del Sol.
Los meteoroides son partículas de polvo y hielo o rocas de hasta decenas de metros que se encuentran en el espacio producto del paso de algún cometa o restos de la formación del Sistema Solar.
Los meteoritos son los meteoroides que alcanzan la superficie de la Tierra debido a que no se desintegran por completo en la atmósfera.





Una lluvia de estrellas es un evento celeste en el cual se observa un número de meteoritos brillando de un punto a otro del cielo nocturno. Estos meteoritos son causados por una cascada de residuos cósmicos llamados meteoroides entrando a la atmósfera terrestre a velocidades sumamente altas en trayectorias paralelas.
La mayoría de los meteoritos son más pequeños que un grano de arena, por lo que casi todos se desintegran en la atmósfera y casi nunca impactan sobre la superficie terrestre.  Las lluvias de estrellas particularmente intensas o grandes se conocen como estallidos de meteoritos y tormentas de meteoritos que pueden llegar a tener más de 1000 meteoritos por hora.
Las "estrellas" están compuestas en su mayoría por trozos de roca y hielo que se desprenden de las colas de los cometas y son atraídas por la gravedad de nuestro mundo. El hielo generalmente contiene agua, metano, amoníaco y otros ingredientes, tanto en forma individual como combinados.





Las Perseidas y las Leónidas son las lluvias de estrellas más famosas y constantes del mundo. Las Perseidas alcanzan su cenit el 12 de Agosto de cada año con un meteorito por minuto aproximadamente mientras que las Leónidas están a tope alrededor del 17 de Noviembre.
Cada 33 años las Leónidas producen una tormenta de meteoritos singularmente intensa pero fuera de esos períodos esta lluvia de estrellas es considerablemente menos activa que las Perseidas.



Nubes de Alta Extrañeza
Las condiciones atmosféricas y el comportamiento de la baja atmósfera es tan diverso que aún, en pleno siglo XXI, se producen fenómenos atmosféricos que recién comienzan a ser entendidos por los físicos y meteorólogos, a continuación se presentan cuatro casos: primero de México, segundo de Brasil, tercero y cuarto de Australia, en los cuales se puede apreciar a los extremos que llegan las formaciones nubosas.





En la fotografía que se muestra arriba se ve una nube blanca y circular, esta foto fue publicada en el medio periodístico "El Universal Edomex" y que fuera obtenida en el año 2011 en Ecatepec, México. Es una nube inusual pero que se produce cuando las condiciones de viento, temperatura y radiación solar hacen que las gotas de agua cristalizadas dentro de la misma disminuyan su distancia de separación y tomen una apariencia compacta.





Arriba se puede ver una nube lenticular fotografiada en Brasil, parece un Ovni, pero es una formación generada por un vórtice de viento dentro de un cúmulo a baja altura, debido a que en la baja atmósfera, aunque sea poco frecuente, en ciertas condiciones se producen dos corrientes de viento que circulan en sentido opuesto y en dos niveles de altitud.





Arriba en la foto se ve el agujero que apareció en el cielo de Australia, se trata de un agujero que se produce cuando la temperatura del agua en las nubes está por debajo de los cero grados pero no llega a congelarse por falta de unas partículas de nucleación necesarias para completar el proceso. Cuando los cristales de hielo producen gotas de agua que se evaporan, se forma el arcoíris que se puede apreciar en la fotografía.





Arriba se aprecia una nube en forma de rodillo que se conoce como ‘Morning Glory’ o ‘Gloria matutina’. Es un fenómeno meteorológico poco frecuente que tiene lugar en los meses de septiembre y octubre en el norte de Australia. La nube puede llegar a medir hasta 1000 km de largo y se desplaza a velocidades de hasta 60 km/h. Se forma por la coincidencia de una nube de nivel atmosférico bajo en la configuración del mar y la tierra.



Fenómenos atmosféricos extraños desde el espacio


Las siguientes son imágenes tomadas desde la Estación Espacial Internacional (I.S.S.), en las cuales se puede apreciar un tipo especial de Eventos Luminosos Transitorios en la alta atmósfera, de coloración roja, y que aparecen con más detalles en la fotografía ampliada.








***************************************




Colección de fotografías de Nubes Lenticulares